martes 13 de noviembre de 2018 - Edición Nº785
2 URBANOS » San Martin » 23 may 2018

A pesar de negativas, abstenciones y diversas acusaciones financieras, se aprobó la rendición de cuentas de la gestión de Katopodis.

Fue intenso el debate de casi tres horas en el Concejo Deliberante en cuanto a los gastos que efectuó la administración municipal durante el año 2017. Se produjeron varios cruces y chicanas que, por momentos, desvirtuaba la discusión principal. La votación dio como resultado 11 votos positivos (katopodismo y Unidad Ciudadana), en contra 9 (Cambiemos) y la abstención de Eslaiman y Ward (por el Frente Renovador) y el radical Pichi Cristani; se encontró ausente Antonio Mazza (FE).


Por:
Gaston Guerreros

Pasadas las 11hs., el cuerpo trató en sesión especial la rendición de cuentas del ejercicio 2017 del intendente Katopodis. Mientras los concejales adelantan sus votos, algunos hacían el uso de la palabra y explicaban las problemáticas y falta de tiempo que tuvieron para poder trabajar en la rendición de cuentas. Por el lado del Frente Renovador, Juan Eslaiman explicó que “nosotros hemos presentado en la Secretaría de Hacienda de la Municipalidad, una cantidad importante de memos, de los cuales en muchos no tuvimos respuestas: sólo el 3 porciento tuvimos de todos lo que presentamos”. En este sentido, detalló que “con respecto al análisis de la rendición cuentas, no podemos votar por la afirmativa y tampoco por la negativa, por eso, desde nuestro bloque, nos vamos abstener”.

Continuando con esta línea, el concejal Radical Pablo “Pichi” Cristani sentenció que “lo vengo diciendo hace mucho tiempo: este concejo esta desinformado. No hay forma que el ejecutivo, entienda que los concejales estamos para controlar estas cosas, más allá de cómo se vote. La realidad es que la documentación respaldatoria que tendríamos que tener, no estuvo”.

Desde la oposición, el edil Ignacio Ruberto adelantó que el bloque de Cambiemos, no acompañaría la rendición de cuentas del Intendente Katopodis: “Esto se debe a la violación de la norma vigente (art. 192 de la constitución Provincial y al art. 23 de la ley 10.869 de Honorable tribunal de cuentas). Estas normas establecen el procedimiento a seguir para la rendición de cuentas y no fueron respetadas”.

Por su parte, también desde Cambiemos, Ramiro Alonso López agregó que “nosotros hemos presentado notas para tratar que nos den la documentación respaldatoria de la rendición de cuentas, obviamente, nunca pudimos hacernos de la documentación. Mas allá de todo esto, ya con sólo mirar la rendición de cuentas, hemos notado varias inconsistencias,  como ser en el punto 547, en el cual se presupuestaron 3 millones para la construcción  de desagües y sólo se ejecutaron 300 mil pesos. A su vez, el estado Nacional envió 42 millones para la construcción de los desagües y sólo se ejecutaron 12, es decir, el 25 porciento. Acá hay una cantidad de fondos que no se ejecutaron y se podrían haber realizado muchas obras para mejorarles la calidad de vida de los vecinos de San Martín”.   

Por su parte, el concejal de Unidad Ciudadana, Hernán Letcher, planteó su inquietud por “la escasa preocupación a la cuestión del empleo y la Producción en el municipio, que tienen un presupuesto menor año tras año. En la casa de la Producción, todos sabemos que las Pymes la están pasando muy mal. Por eso, quiero aprovechar para decirle al Ministro de Producción, Francisco Cabrera, que en San Martín tenemos Pymes que sí cerraron por el aumento de las tarifas. Por eso, sería muy bueno que el Ministro venga a San Martín. Por eso, me preocupa que la rendición de cuentas muestre en el área de desarrollo económico, sólo se ejecutaron 15 millones de pesos, de los 22 que tenía asignada el área. No me voy a cansar de repetir: en San Martín no tenemos una política que tenga que ver con defender las Pymes del distrito”.

A su vez, Verónica Dalmón salió con los tapones de punta y denunció que el Municipio tiene 500 millones de pesos destinados a las Lebacs: “Queremos cumplir con nuestra función que es la de controlar, para eso, pedimos al ejecutivo que nos deje hacerlo. Me preocupa demasiado la manera que el municipio maneja los fondos públicos; porque los fondos que deben ser destinados a obras, salud, educación, fueron llevados a la compra de Lebacs. Antes eran plazos fijos, ahora hasta el 31 de diciembre 2017, el municipio tenía invertido en Lebacs la módica suma de 500 millones de pesos que no se utilizaron para el bienestar de los vecinos. Esto es una inversión especulativa”, denunció la concejal de Cambiemos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS