lunes 10 de diciembre de 2018 - Edición Nº812
2 URBANOS » Opinion » 6 dic 2018

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Cada casa puede ser un casino

El Poder Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires introdujo dentro del proyecto de Ley Fiscal e Impositiva la legalización de las apuestas on line que finalmente que aprobado por el Poder Legislativo provincial.


Este tema de tanta importancia no tuvo la posibilidad de ser discutido por la sociedad como corresponde ya que se lo incluyó dentro una ley de carácter más amplio.

Como Pastoral de Adicciones que vivimos y trabajamos en un sector de personas muy vulnerables vemos con preocupación la falta de diálogo y las consecuencias que lleva la aprobación de esta ley.

Cualquier joven desde el celular podrá estar en línea con la enorme oferta que presenta el juego on line, la población de alta vulnerabilidad en la que vivimos recibirá mensajes ambiguos y peligrosos. ¿Cómo recibe un chico en esta situación que el Estado, en vez de pensar en su capacitación y en su primer trabajo, le ofrezca "timba" como posible solución a su vida?

Qué decir de aquellos pobres que en medio de la crisis económica que atraviesa el país pueden pensar en una “posible solución mágica” a su situación; sabemos por experiencia el dolor que causa en la familia cuando el juego se torna peligroso.

Esto supone que todo aquel que está bancarizado, aunque sea por las asistencias sociales, sería un posible jugador.

También pensamos que la reglamentación de la que tanto se habló no será tan eficaz para atender los casos de ludopatía.

Lamentamos el cambio que dio la gobernación provincial en este tema ya que se había manifestado con convicción en contra del juego, inclusive con acciones concretas y decisiones hacia futuro.

No creemos que se justifique esta decisión argumentando que este negocio se da en la clandestinidad. Se antepone un objetivo meramente recaudatorio y legalizan el negocio de unos pocos sin considerar los daños que deja.

En los últimos días se conoció la noticia de que alcanzó la media sanción en la Cámara de Diputados bonaerense que se intenta extender el horario de venta de alcohol en la costa. En este caso también se privilegia el negocio al cuidado de los jóvenes.

La situación social y económica por la que atraviesa la provincia de Buenos Aires demanda que las atenciones de los barrios más pobres tengan políticas públicas que promuevan el desarrollo integral de los jóvenes y de la familia, y que no se convierta cada casa en un casino.

 

Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia
Conferencia Episcopal Argentina

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS