miércoles 17 de julio de 2019 - Edición Nº1031
2 URBANOS » Opinion » 17 jun 2019

San Martín

El último gran Intendente, Por Sebastián Libonati

En el día del padre, les voy a contar la verdadera historia acerca de mi viejo. Al que acompañé durante sus dos gestiones consecutivas como Intendente de General San Martín, (1991-1995 y 1995-1999).


El último gran Intendente

En primer lugar, les quiero dejar a todos bien claro, que después de haber laburado 8 años en la gestión pública, al lado de mi viejo, donde estuve siempre a su lado, en la Secretaría Privada, me fuí, de la misma manera que entré, sin un mango.

Lo que sí me llevé y aún conservo, es el espíritu y el alma rebalsados de alegría y orgullo, por haberlo acompañado y haber podido ayudar, desinteresadamente, a tantos vecinos y vecinas de todas las barriadas de nuestro querido Municipio.


Antonio Libonati fue un hombre que soñó a San Martín desde su visión estratégica e intelectual. No es casual que durante su Intendencia, San Martín iniciara una etapa Cultural, Educativa, de Insfraestructura Urbana y Social, sin precedentes. Pensó el desarrollo del municipio en una alianza estratégica con las PyMes, que son las grandes generadoras de empleo y recursos para el municipio. Su preocupación por los sectores más postergados fueron su prioridad, lo que lo llevó a desarrollar, un trabajo muy importante, en toda el Área Reconquista. Era frecuente verlo caminar por sus calles de tierra o enterrándose en el barro, las que luego asfaltó e iluminó, casi en su totalidad, y realizó infinidad de escrituras de los terrenos y las casas, de los barrios más pobres de José León Suárez y de los más postergados de nuestro distrito.
Durante jornadas maratónicas de más de 18 horas, la gente tenía la posibilidad de exponer su problema personalmente al intendente y éste derivaba en el mismo momento al secretario o director correspondiente, según fuera el caso, para que éste le diera una respuesta en el momento o a la brevedad al vecino. Eran las famosas AUDIENCIAS PÚBLICAS que se realizaban en el primer subsuelo de un Municipio, sin rejas y con las puertas abiertas a toda la comunidad.


Se generó el programa de colonias de vacaciones para los chicos, más grande de la historia. Más de 50.000 chicos eran alcanzados por sus beneficios. Él, como intendente, se preocupaba celosamente porque cada recurso llegara a donde había una necesidad real.


Pero mi padre cometió un grave error, no supo elegir su entorno, y luego, paulatinamente, fue cediendo, ante sus presiones constantes. Confió y delegó el manejo económico del Municipio, en personas que terminaron demostrando que anteponían sus intereses personales por sobre los colectivos y usaron el poder que les daba el control del dinero municipal para debilitarlo y destituirlo. Lo que desembocó en un gran litigio legal y político, que siguió a este hecho lamentable para el Peronismo de General San Martín, hasta que finalmente el Consejo Deliberante fue literalmente comprado y se votó su destitución por abuso de autoridad. Situación que después de 20 años el juez de la causa, determinó su sobreseimiento, juzgando que todo había sido una gran puesta en escena, para vulnerar la voluntad del Pueblo de General San Martín, que lo eligió democráticamente, en dos oportunidades consecutivas.


Se fue del Municipio con lo mismo que entró, y volvió a su escribanía a seguir trabajando como antes de ser intendente, mientras el municipio era diezmado y los negociados eran la principal actividad de los que se quedaron "gobernándolo".
Como ejemplo de su legado y su capacidad de trabajo podemos hablar de su gran sueño, la Universidad de San Martín, que concretó y hoy es el más grande orgullo de nuestro municipio.


Cuando pasaba con alguien frente a los terrenos que terminaron siendo la UNSAM, siempre los señalaba y les decía: “Acá va a funcionar la Universidad de San Martín”.
Muchos, miraban los pastizales y lo creyeron loco.
Su creación necesitó, en una primera etapa, cuando presentó el Proyecto de creación de la UNSAM en la Cámara de Diputados de la Nación, lograr que todos los bloques partidarios lo apoyaran, lo que logró, ya que por unanimidad, votaron su Ley de Creación de la UNSAM.
Después fue necesario que la Universidad estuviera dentro del presupuesto nacional de Educación, para que pueda desarrollarse, con lo que nuevamente debió extremar sus capacidad de diálogo y persuasión para que todos vuelvan a apoyarlo, y también lo logró.
Finalmente en su gestión como Intendente, tramitó y logró que Ferrocarriles Argentinos cediera los terrenos que hoy son el Campus de Miguelete, de la UNSAM.
Contarlo rápidamente parece simple. Pero imaginate, en los tiempos que corren, si vos fueses Diputado Nacional, hacer que todos los partidos políticos, por unanimidad, apoyen tu proyecto en el Congreso de la Nación .
Sentís que hoy sería fácil de lograr?
Su paso por el Municipio además nos dejo:
-La creación del Centro Cultural Plaza.
-La creación y desarrollo de la UNSAM.
-El Museo Juan Manuel de Rosas.
-Creación de la Orquesta Municipal de Tango.
-E Infinidad de obras públicas que sería interminable enumerar, asfaltó casi todas las calles de tierra que había en ese entonces y por ejemplo, gestionó la entubación del cuenco del Arroyo Medrano que permitió por muchos años, que Villa Maipú no se inundase más (lamentablemente luego no se hizo la mantención de la obra y la construcción de Tecnópolis, generó que los vecinos volvieran a padecer las inundaciones, con la perdidas irreparables que éstas conllevan) .
Hoy, humildemente, estoy tratando de seguir sus pasos. Ya lo logré como escribano y sueño en hacerlo como intendente, o desde el lugar que me toque.
Gracias a Dios, y al valioso grupo de compañeros y compañeras con los que construimos nuestro proyecto ROBERTO LAVAGNA PRESIDENTE en los distintos barrios, estamos alcanzando cada vez más visibilidad y un crecimiento extraordinario en las redes sociales. Por ejemplo, nuestra página de Facebook @sebastianlibonati tiene 34.815 seguidores, superando a la del actual intendente, que tiene 33.423, al día de la fecha.


Cuando mi viejo fue destituído por una verdadera banda de traidores, me quede sin laburo, y trabajé para costear mis estudios como remisero en la Agencia "La Nueva" de Malaver, que en ese entonces, era de mi amigo Sergio Juarez, y luego, durante 4 años, trabajé como vendedor de fichas, auxiliar, cajero y admisión y control, en el Bingo de San Martín, en los que fuí muy feliz como empleado y no falté nunca, y en dónde fuí electo delegado gremial de ALEARA un 17 de Octubre y luegofuí echado injustamente por la empresa, un primero de Noviembre.


Hasta que logré recibirme de abogado, con el apoyo de mi familia, y luego seguí estudiando para perfeccionarme como Escribano.
Actualmente trabajo como Notario y me gustaría aclarar, que durante los 12 años de los gobiernos kirchneristas, jamás ocupé ningún cargo público. De la misma manera que ahora, siempre viví de mi profesión y de mi trabajo, y no de la política.
Desde mis 7 años (eran otros tiempos) que camino solo por las calles de San Martín. Durante un largo tiempo de mi juventud, me tocó padecer diversas historias que inventaron sobre mi padre y sobre mí, que nunca sucedieron, absolutamente alejadas de la realidad, pero jamás bajé la cabeza ysiempre seguí adelante, contra viento y marea.


Cómo dice la canción de los Redondos, Salando las heridas: "... mira que tipo espeso, sumiso como un guiso más ... un vago de mil caravanas, a punto de quedar a pie ... un día el bote volcó, el premio a pique se fué ... todos te daban por muerto ... y vos allí, en mi remolque sin luz, como un polizón ..."
Siempre seguí caminando con la frente bien alta, mirando a los ojos a todos, porque nadie más que yo, sabía, de mi honestidad y de la de mi padre.
El tiempo y el estancamiento económico que viene padeciendo nuestro Pueblo, desde hace 8 años, me tocaron una fibra íntima y sentí la necesidad de volver a la militancia política, que al igual que mi padre, siempre la entendí como el instrumento ideal o la herramienta, para mejorar la calidad de vida de la gente.
Cuando camino por los barrios, siento aquél amor por mi padre, más vivo que nunca. La gente me lo expresa en cada recorrida, através de anécdotas que desconocía y que muchas veces, me conmueven profundamente. En mis caminatas barriales, que tanto me gustan, escucho, genero vínculos y aprendo de la gente, que mejor que nadie sabe acerca de los problemas de su barrio.


En todos estos años, aprendí que la gente ya no sólo va a votar a alguien por su perfil político. El contacto con los vecinos me enseñó que hoy eso no basta. Hay que poder mostrar quién uno es, cómo llegó adonde está ... en mi caso, abrazando los valores que aprendí de mis padres, abuelas y amigos, y siguiendo siempre mis convicciones.
Solo así, ese vecino, cansado de la mentira y la manipulación, los negociados y la corrupción, podrá sentir que su voto le dará una esperanza para su familia y para su barrio, de que su lugar puede mejorar y convertirse en una comunidad organizada, donde todos los que vivimos en ella, nos podamos sentir felices y orgullosos.
Es posible que mi sentir, (y lo digo desde la más absoluta modestia), mi manera de comunicar, mis encuentros permanentes con la gente y el reconocimiento popular que en estos últimos años he generado, ya empezó a poner nervioso al poder de turno y a candidatos que creen ser dueños de los votos de la gente.


Estoy convencido de que más temprano que tarde, la historia volverá a repetirse, tranformaré mi sueño en realidad e intentaré ser mejor Intendebte que mi viejo ... no faltará quien me tilde de loco o aventurero, pero ya sabemos todos los sanmartinenses, lo que pasó en nuestro municipio con el gobierno de los cuerdos y serios.
Queremos un gobierno de puertas abiertas donde la gente vuelva a ser escuchada de verdad y podamos resolver sus problemas reales y los de sus barrios.
Yo volví a la política EN EL NOMBRE DE MI PADRE, para salvaguardar nuestro buen nombre y honor. Y para hacer lo que más me gusta, mi pasión, transformar através de la política, la realidad de la gente y de sus barrios, en una mejor. Eso, junto a mi familia y amigos, y mi participación activa en el grupo de nuestra comunidad de la Iglesia Católica de la Parroquia San Juan Bosco de José León Suárez, liderada por nuestro querido padre Pepe, es lo que me hace inmensamente feliz y me llena el alma.
Le agradezco a mi Conducción Nacional Luis Barrionuevo y a mi conducción directa en nuestro partido nacional Tercera Posición: Juanqui Otero, por aceptarme y tratarme como un verdadero amigo y uno más de la familia de 3P. También le agradezco a cada uno de los compañeros y las compañeras peronistas de nuestra Agrupación, que desde el primer día, siempre me trataron con el mayor cariño y respeto.


Sé que la mejor manera de agradecerlo, será dejando lo mejor de mí, junto a mis leales compañeras y compañeros, todos los días, caminando incansablemente, todos los barrios, para que nuestro Proyecto Roberto Lavagna Presidente, gane en General San Martín, y así aportar nuestro granito de arena, para devolverle la dignidad del trabajo, la esperanza y el futuro a nuestro Pueblo.

Sebastián Libonati
Tercera Posición

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS