miércoles 17 de julio de 2019 - Edición Nº1031
2 URBANOS » Opinion » 11 jul 2019

Sebastián Libonati : UN DÍA DE FURIA


Por:
Sebastian Libonati

Este 10 de Julio, fue un verdadero día de miércoles para el pre-candidato a Presidente Alberto Fernández, al que se le empiezan a quemar los papeles.

El que había persuadido a Cristina, de que si Él era el candidato, conquistarían los votos de los indecisos y ganarían en primera vuelta, comienzan a recibir la dura realidad de los números. Alberto Fernández pierde en todas las encuestas. No solo en las que encarga Marcos Peña, sino también, en las que realizan desde el Instituto Patria.

La cruda realidad, sale a la luz una vez más. AF es el típico porteño que se las sabe todas. El mismo que se cansó de insultar a Cristina desde que fue echado por ella del gobierno, y que desde ese entonces, se paseó por todos los sets de radio y televisión, tratándola de chorra, patética y psicópata, entre otros insultos denigrantes, que tanto le gusta emplear en Twitter y en su vocabulario habitual.

Su voz gastada, si bigote recortado y su dentadura postiza nueva, van perdiendo el encanto, con cada segundo que pasa.

Los intentos por sonreír, mostrarse amable con todo el mundo, no decir malas palabras y mostrarse como un hombre común, que toca en la guitarra temas de los Beatles y juega con su perro Dylan, van dejando lugar a una de las máximas más conocidas del General: "la única verdad, es la realidad".

La gente comienza a darse cuenta de que el tío Alberto Fernández es un chanta, que se jacta de haber ayudado a Néstor Kirchner a salir de la crisis del 2001, cuando todos sabemos que solo fue su mandadero, que manejaba la relación entre el gobierno y el grupo Clarín, al que representa. Algunos incluso afirman, que su imposición como CANDIDATO, no solo fue para congraciarse con el grupo mediático más poderoso del país, sino que a su vez, afirman que su nombre fue sugerido por la embajada de Estados Unidos.

La pura verdad es que los que nos sacaron de la crisis económica del 2001, (muy similar a la actual, aunque la de hoy es mucho más compleja, debido a los ribetes de la timba financiera y el impagable y brutal endeudamiento con el FMI), fueron el presidente Eduardo Duhalde, los ministros de Economía Remes Lenicov primero y luego Roberto Lavagna, dónde también se destacaron la diputada nacional Graciela Camaño que se desempeñó como Ministro de Trabajo y dónde jugó un rol importantísimo la Iglesia Católica Apostólica Romana, através de su entonces Arzobispo de Buenos Aires, el Cardenal Jorge Bergoglio, hoy nuestro Papa Francisco, que fué el hombre fundamental, junto a los curas villeros y tantos otros actores sociales desconocidos, que fueron logrando que la estabilidad económica, fuese acompañada por la tranquilidad, lo que permitió recuperar la paz social.

Para no seguir yéndome por las ramas, quiero concluir con que Macri estaba muerto políticamente y que una vez más, Cristina lo resucitó, como hizo en el 2015 con la fórmula Aníbal Fernández-Sabatella para la Gobernación de la Provincia de Buenos Aires y la imposición de Zanini como candidato a vicepresidente de Scioli.

Éstas inexplicables decisiones políticas, solo encuentran asidero en una clara EGOLATRÍA, que conciente o inconcientemente, buscan la derrota, para luego ser aclamada para la salvación de la Patria. Lamentablemente los únicos que padecemos las gravísimas consecuencias de éstos horrores políticos, somos todos nosotros, el Pueblo.

Sinceramente, si la salvación de la Patria son el tío Alberto y Massa (otro de los favoritos de la embajada de USA), yo paso.

Creo que la mejor opción es Roberto Lavagna. Y lo digo como un ciudadano común, porque yo no soy candidato a nada. Lo único que busco es tener un Presidente capaz y honesto, que tenga experiencia y que tome las decisiones que necesitamos para asegurar nuestro futuro, pero esencialmente el de nuestros hijos.

Para finalizar, quiero dedicarle una frase de Abraham Lincoln, al maleducado de Alberto Fernández, que sacó a relucir su verdadera cara, maltratando a periodistas que hacían su trabajo y ninguneado y denigrando mujeres, como con Mercedes Ninci, de la misma manera que lo hizo con Cristina, durante todos estos años.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS