lunes 23 de septiembre de 2019 - Edición Nº1099
2 URBANOS » San Martin » 1 sep 2019

Entrevista

Pablo Puebla (OLP-CTEP): “Macri se tiene que ir ya”

En una nueva entrega de Argentina en cuestión, entrevistamos a Pablo Puebla referente de la OLP, organización integrante de la CTEP, y secretario general de la CTA Autónoma de San Martín.


Frente al Hospital Thompson, a unas cuadras del centro de San Martín, el secretario general nos recibió en el local de la CTA. Mesa larga, mate en mano y Rodolfo Orellana (martir de la OLP) observandonos desde una lámina pegada en la pared, Puebla da a entender que no lo sorprendió el resultado electoral, «en las barriadas veníamos escuchando un ‘basta'». Afirma que tras las elecciones «los mercados le contestaron a ese pueblo que desbancó a su marioneta» y que «el enemigo cuando está en retirada produce el mayor daño posible al pueblo», por lo  cual plantea que «Macri se tiene que ir ya». 

Mientras Juan, un dirigente mendocino de la OLP recién llegado a Buenos Aires,  espera que terminemos, Pablo afirma «no vamos sacar de la mesa nuestra agenda». Haciendo referencia al próximo gobierno marca un objetivo, «vamos por la riqueza que nos saquearon», y un método, «no nos vamos a retirar de ninguna calle». Y concluye, «todas las organizaciones sociales [tienen] como objetivo terminar de coronar esta construcción de poder popular con la representación política de sus grupos». Puebla agradece; «vení Juan, sentate que conversamos».

¿Qué análisis haces de los resultados de las elecciones PASO? 

A días de las elecciones ha habido un montón de análisis de consultoras, de ‘Think tank’, de los partidos políticos y  jefes de campaña. Pero para nosotros siempre fue más simple, en la barriada veníamos escuchando un “basta” a esta situación. Igual no alcanza porque el sistema tiene sus herramientas y trampas electorales y te las meten por los medios de comunicación, influyen y más el gobierno que sabe como dividir a la oposición. 

Todo lo que no se pudo hacer en 2015 para bloquear que no llegue la oligarquía argentina a través del gobierno de Macri y en 2017 para darle una expresión política a la protesta social que había, con estos resultados esto confluye todo junto, un mismo día, una misma hora y en un mismo lugar. 

Esta votación sorprendió tanto al oficialismo, como a esa oposición, que cuando el pueblo está en la calle manifestándose, se asusta de representar a esas expresiones callejeras. Entonces no las fomentan, no las adhieren, no participan de esas luchas sociales. Si bien se dedican a hablar en los medios masivos de comunicación de cómo están en contra del gobierno actual.

Hubo una expresión política y fue muy contundente, dejando a un presidente vacío de poder y a su vez siendo un candidato de la nada. Además se muestra que las PASO para lo único que sirvieron es para resolver el problema de los partidos políticos, pero el pueblo le encontró la vuelta y utilizó esta herramienta electoral como momento de expresión, y pone en crisis el sistema electoral. Puso además en crisis al gobierno que se creía que podía con todo y  que no le entraban balas. 

 

¿Cómo ves el escenario pos electoral?

La verdad faltan todavía tres meses y medio, donde el primer lunes después de la elecciones el pueblo sufrió la contestación del hecho político que había producido. El pueblo masivamente fue a votar, y el lunes hablaron los mercados y le contestaron a ese pueblo que desbancó a su marioneta. 

Algunos dicen que el mercado no banca al presidente, pero el presidente no existe más; los mercados no hablaron contra él, hablaron contra el pueblo y metieron el dolar alla arriba para hacer los negocios que quieren hacer y así producen crisis. ¿Por qué? Porque las crisis les traen oportunidades de mejores negocios. 

Ante esta situación de inestabilidad, los viejos nos han enseñado que el enemigo cuando está en retirada produce el mayor daño posible al pueblo. Y esto es lo que está pasando ahora con este gobierno. Ellos pensaban estar otro mandato más pero no, se tienen que ir, así que en estos 4 meses van a hacer terrible daño. 

Nosotros a eso le contestamos. Cómo va a haber en ese daño más muertes por qué crece el hambre y trae problemas de salud; pero no se van dos, tres o cuatro vidas, se nos van cientos de miles, por eso cuando salimos a la calle planteamos la emergencia alimentaria, la social y también la sanitaria. 

Así que Macri se tiene que ir ya: Macri y su modelo de gobierno. Ninguna negociación, ni ninguna transición de nada. Mientras más tiempo le demos a este modelo, en el marco del republicanismo, la institucionalidad, la gobernabilidad y la democracia -a todo te lo pongo entre comillas- más tiempo le daremos a esta injusticia para que produzca más muerte en el pueblo argentino. Se tienen que ir. 

Surgen otras voces que critican esta idea y plantean que ‘si se fuera Macri ahora, dañaría la democracia’ y qué es mejor ‘una transición ordenada’ para la salud del pueblo y así evitar más daño social ¿Qué pensás al respecto?

Cuando mencionas ‘transición ordenada’ me hiciste acordar a previo a las elecciones del ’83. Cuando desde lo que existía como peronismo en ese momento planteaba qué se vayan ya los militares y había una corriente -particularmente el radicalismo, que hoy está en el gobierno- planteando la necesidad de una ‘transición ordenada’, mientras tanto los militares seguían matando y desapareciendo compañeros. Salvando las distancias que este no es un gobierno de militares, pero sí responde a los intereses de la oligarquía que apoyo a la dictadura militar. 

Los compañeros que plantean esta «transición ordenada» no entienden o no ven a quién representan esos intereses. Reitero, es darle tiempo a la oligarquía para qué sigan haciendo daño social y haya más muerte. 

Hoy las decisiones se toman desde otros países, desde los grandes medios masivos de comunicación y el pueblo no participa, o más bien participa en el sufrimiento de esas decisiones. Las alegrías se las llevan los grandes grupos económicos. 

 

¿Cuál va a ser la actitud de los movimientos populares frente al próximo gobierno?

Desde la Central de los Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), a nadie, a ningún gobierno, a ningún funcionario en particular, le vamos sacar de la mesa nuestra agenda. 

La agenda de los trabajadores de la economía popular es la tierra para cultivar y poder producir alimentos para la argentina, un techo para tener una vida digna para nuestra familia y trabajo. Tierra, techo y trabajo, habiendo eso va a haber justicia social. El próximo gobierno tiene que dedicarse un tiempo muy fuerte para darle prioridad a estas cosas; no a los inversores, ni a los mercados, sino a la agenda de justicia social de los pueblos. 

Los próximos gobiernos tanto provincial, nacional, como municipal, no tienen que cometer el error que cometió el gobierno que se está yendo. Que porque el pueblo los votó, lo hizo para que hagan lo que se les cante las pelotas. Los votó para que se vaya un modelo de injusticia y vuelva -porque alguna vez en Argentina lo hubo- un modelo de vida digna, ‘del buen vivir’. Creo que eso tiene que hacer el gobierno que venga. 

El pueblo siempre está en paz para trabajar y para apoyar las medidas que lo beneficien. Es sabio y busca sus caminos de justicia social. A través de elegir a los gobiernos, a través de luchar y salir a las calles porque le arrancan sus derechos. El pueblo marcó límites, ahora los gobiernos nuevos que asuman tienen que estar de su lado. 

Hay un viejo debate que plantea garantizar la gobernabilidad para no hacerle el juego a la derecha, debate que seguramente resurja ¿Qué visión tenés al respecto? 

No está en la responsabilidad de las organizaciones sociales que la derecha oligárquica en retirada se vaya lo más fortalecida posible. Nosotros tenemos la representatividad de los últimos de la fila, de los más pobres. Y en esa representación vamos por las riquezas que han saqueado y que es la que le falta en el bolsillo al pueblo argentino. 

Con respecto al gobierno que viene no es la actitud de las organizaciones sociales estar todo el día en las calles porque no tenemos nada que hacer. Nosotros tenemos merenderos, comedores, emprendimientos productivos, talleres de violencia contra la mujer, centros de salud autogestionados, planes de viviendas que tenemos que terminar, asistimos a nuestros niños en sus derechos, tenemos  mucha tarea. Ahora, estará en la tensión que se va a dar entre los que quieran los recursos para seguir teniendolos ellos y nosotros que vamos a ir a pelear por los recursos que faltan. No nos vamos a retirar de ninguna calle. 

En el gobierno del general Perón, se desarrolló la mayor cantidad de conflictos sindicales y de ahí se parió el convenio colectivo de trabajo, gracias a esa lucha social sindical. Los que me vienen, desde el gobierno anterior, con el chamuyo que si estamos en la calle le hacemos el juego a la derecha están equivocados y para nosotros es un debate agotado. Ya lo debatimos en la CTEP con compañeros como Juan Grabois, que lo dicen los índices de pobreza, no podes irte a dormir hasta que no se solucione este problema. Y este problema es un conflicto que se va a tensionar y tengo esperanzas y fe de que el próximo gobierno pase a la historia argentina como un gobierno que solucionó el problema de la pobreza. 

 

Los movimientos sociales fueron protagonistas en la resistencia al macrismo. Sin embargo no pudieron generar un proyecto político propio. ¿Por qué? ¿ Qué condiciones deben darse para generar un proyecto político de las y los humildes? 

No es fácil, nuestras organizaciones no son tan viejas como otras. Por ejemplo la organización sindical ha tenido una representación política muy importante, casi un 60% de los diputados nacionales de su bloque allá por el año ‘86. Las organizaciones sociales son las representaciones sindicales del pueblo unido. 

No es fácil llegar a estar en un espacio de poder legislativo o ser presidente de la nación. Este sistema está construido para tipos que tienen mucha plata, justamente nosotros no somos eso. Hay algunos compañeros que son la excepción, la verdad los necesita el sistema político, porque en algunos lugares nuestros compañeros son lo que hace falta para ganarles. Pero la verdad lo que se ha conquistado en los espacios de poder legislativo es muy poco, verdaderamente no refleja la calle. Está obturado en el Frente de Todos la representación de los pobres. 

En este sistema de Durán Barba tenemos que ser lindos y tener todos los dientes, cuando la mayoría de los compañeros más humildes no tiene bien la dentadura por alimentarse mal. Hay compañeros que son muy inteligentes, que vienen de la universidad de la calle, pero si no tenes un estudio académico no te aceptan. Los partidos políticos mayoritarios son muy elitistas y en toda esa cuestión las organizaciones sociales nuevas irrumpen después del 2001 pero con límites. 

Esto que estoy describiendo son alguno de los límites. Pero eso no quiere decir que no esté en el objetivo, todas las organizaciones sociales están teniendo como objetivo terminar de coronar esta construcción de poder popular con la representación política de sus grupos. 

FUENTE: http://www.resumenlatinoamericano.org

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS