jueves 01 de octubre de 2020 - Edición Nº1473
2 URBANOS » San Martin » 13 jun 2020

sociedad

Los jóvenes, las organizaciones sociales y el hambre en tiempos de coronavirus

Son cada vez más los barrios que necesitan ollas populares, los trabajadores de la salud que solicitan un plato de comida para continuar con su labor, una ayuda escolar en época de pandemia. En esa tarea se encuentran los jóvenes militantes de la organización OLP, de San Martín. Que para alivianar un poco la situación crítica que atraviesan los diferentes barrios con el COVID-19, trabajan y dan una mano día a día.


Por:
Gaston Guerreros

Juan Pablo Puebla (responsable de la Simón Bolívar en San Martin) dialogó con 2urbanos.com: “el panorama es muy complejo. Arrastrábamos una crisis de cuatros años del gobierno de Macri. Pero, a raíz de la pandemia que explotó en marzo, los comedores no dejaron de recibir vecinos que se acercan por un plato de comida. Antes, venía sólo el hijo a comer, ahora viene toda la familia. Esto lleva que las ollas populares, copas de leche y merenderos sumen gente todos los días”.

 

“El trabajo que estamos realizando no es sólo en San Martín, también estamos en Tres de Febrero, José C. Paz y San Miguel. Buscamos donaciones para los merenderos y comedores de las organizaciones populares que son los que están bancando esta situación”, reflejó Puebla.      

       

En ese sentido, Abigail Luque (referente de la OLP San Martín) agregó que “una de las principales tareas/actividades que se está realizando, como organización, en los barrios es la asistencia alimentaria a los compañeros y vecinos que, a raíz de la pandemia, aumentó mucho más la demanda de asistencia. En conjunto, llevamos concientización sanitaria a cada grupo familiar, les brindamos asistencia básica, sobre todo, a los grupos de riesgo”

 

Ignacio Matos (integrante de la juvenil Simón Bolívar) indicó que “la idea es llevar solidaridad a los barrios más humildes, estando donde tenemos que estar. Por eso, es importante destacar la labor de los compañeros y difundir que estamos realizando una fuerte campaña de donaciones, la cual viene dando importantes resultados, gracias a la buena voluntad de los vecinos. Entendemos que el rol de la juventud es estar presente en los lugares de mayor necesidad”.

La pandemia expone las desigualdades pre-existentes y afecta aún más a las personas que viven al margen de la protección social y del mercado laboral. Reflejándose con más fuerza cuando los chicos tienen que conectarse a internet para cumplir con sus clases virtuales diarias.

En ese sentido, Abigail Luque manifestó que “no todos logran conectarse a internet. Tampoco alcanzan a tener la tecnología necesaria para completar las tareas que proponen algunos docentes.  Ya que no todos los niños tienen las mismas posibilidades”.

 

Por su parte, Juan Pablo Puebla agregó que “en muchos casos, encontramos familias que están en el dilema de comer o cargar el celular para que sus puedan tener la clase virtual. Sabemos que gran parte de la gente que vive en el conurbano profundo, no le llega la conexión a internet. Es un tema que se debe debatir en todos los ámbitos políticos. Hay realidades muy distintas en la provincia de Buenos aires. Esto no es de ahora, este problema siempre existió y se debe encontrar una pronta solución”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias