domingo 09 de agosto de 2020 - Edición Nº1420
2 URBANOS » Tres de Febrero » 21 jul 2020

salud

El desafío de los consensos en el AMBA . Por Silvia Fernández

A partir de la crisis generada por la pandemia y la cuarentena tanto quienes llevan adelante la gestión de salud como los medios de comunicación comenzaron a hablar del AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires), sigla que se empezó a replicar en todas partes, en la información suministrada, en las estadísticas.


La sociedad en general no sabe exactamente qué significa AMBA, y qué implica en términos de salud.

 

Desde hace tiempo, y estamos hablando de hace un siglo, la gran ciudad de Buenos Aires ya tenía características metropolitanas. Esto quiere decir que las personas comenzaron a asentarse y establecer su vida económica lo más cercano al corazón de la ciudad, que casualmente es la convergencia de las líneas de transporte. Si tenemos la posibilidad de ver la ciudad de Buenos Aires desde la altura y, si bien podemos identificar la Av. General Paz, la ciudad continúa más allá de ella y alcanza hasta 40 municipios de la provincia de Buenos Aires. Así se define el AMBA: la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los 40 municipios bonaerenses que la rodean, que nos permite ver un continuo de la ciudad sin importar los límites de los municipios y la provincia.

Tal definición es importante para la salud de sus habitantes, porque más allá de márgenes interjurisdiccionales, nuestra vida laboral, educativa o social se mueve sin estas fronteras. Las enfermedades como el COVID-19 no entienden de límites y los esfuerzos para poder frenarlas requieren de trabajo en equipo de todos los líderes de cada municipio, comunas, barrios, provincia y ciudad para afrontar el desafío de bajar la tasa de contagios y cuidar la salud de cada uno de sus habitantes.

El  común de la gente, hasta ahora, no tenía demasiado conocimiento de lo que es el AMBA. Pero la emergencia sanitaria la evidenció, porque el virus del COVID-19 circula rápidamente y la velocidad de contagio es mayor que en otros lugares, no es por nada que hoy en día sea ahí donde se concentra el 90% de los casos positivos de la Argentina. A partir de estas noticias, la palabra AMBA aparece en los medios de comunicación con mucha fuerza. 

 

¿De qué hablamos cuando hablamos del AMBA Salud?

El AMBA Salud es un programa sanitario que propone que la salud de los habitantes que vivimos en esta gran ciudad sea abordada en equipo, sin fronteras. Muchas veces nos atendemos en el municipio donde trabajamos o donde la atención es de mejor calidad o el sistema no está saturado. 

Si logramos equiparar la calidad del sistema, dejamos de saturar los turnos en determinadas zonas y vamos a querer atendernos en la cercanía de nuestro hogar, donde es más fácil identificarnos con médicos de nuestro barrio porque saben dónde vivimos, disminuyendo además el tiempo de traslado para recibir la atención que pagamos con nuestros impuestos.

Que nuestro médico de cabecera conozca nuestro barrio es muy importante, porque está enterado de nuestras condiciones de vida. No es lo mismo vivir en una zona con una red de agua potable y cloacas, que en una que no la tiene. E incluso es importante que se tenga en cuenta nuestro estado socioeconómico, porque la continuidad de los tratamientos depende de tener o no los recursos para trasladarnos, conseguir turnos o los medicamentos que necesitamos. Y esto varía a lo largo y ancho del AMBA.

 

¿Cuál es su importancia como política sanitaria en función del Sistema de Salud Pública?

La pandemia hizo que todo el sistema de salud se aboque solo al Covid, dejando abandonadas a su suerte a las personas que padecen otras enfermedades como las crónicas (diabéticos, hipertensos, obesos, oncológicos) que justamente son los más vulnerables ante el coronavirus.

La pandemia puso al desnudo  las debilidades, fragmentación y segmentación del sistema de salud. Necesitamos un debate serio para consolidarlo en forma sólida y robusta, donde en la región metropolitana de Buenos Aires, podamos acceder a la Cobertura Universal de Salud (CUS).

Inicialmente, este abordaje fue un esfuerzo conjunto de la Ciudad de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires y los municipios, el cual requirió de acuerdos políticos para poner la salud en la agenda pública, cosa que no ocurría desde hace muchísimos años. La salud es un derecho humano y hoy es un tema de importancia para la sociedad, por lo que es necesario que se continúe con políticas públicas como el AMBA Salud, el SAME, y crear nuevos servicios con miradas metropolitanas. 

 

*Silvia Fernández es nutricionista y actual Subsecretaria de Determinantes Sociales de la Salud del Municipio de Tres de Febrero. Es convencional provincial de la UCR  y miembro del Instituto para la Ciudadanía Metropolitana.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias