lunes 10 de agosto de 2020 - Edición Nº1421
2 URBANOS » San Isidro » 30 jul 2020

sociedad

Autocine en San Isidro: controles estrictos y público feliz en la primera edición

Anoche, con un avant premiere en el predio del restaurante Malloys, debutaron los protocolos ad hoc y los invitados disfrutaron de las pantallas al aire libre desde sus autos estacionados frente al río.


La imagen parecía una mezcla de pasado y película futurista: los camiones con pantallas vibrantes se recortaban sobre la noche fresca y despejada mientras los autos que llegaban al predio de Alvear y el Río, empezaban a estacionar para disfrutar de la película. Una reminiscencia de los 80.

 

Pero antes de ubicar sus automóviles, la imagen remitía a otro tiempo que es presente pero parecía futurismo: personal de seguridad del municipio de San Isidro y del restaurante Malloys, donde se inauguró el autocine en San Isidro, ataviados de un blanco inmaculado, con guantes y máscaras (tal como indica el protocolo de Covid-19), tomaban la temperatura a cada asistente, hacían pasar los autos por debajo de una cabina sanitizante, y los ubicaban en el pasto demarcado a una distancia que, también, estuvo protocolizada. Es decir: de dos metros para el costado y cinco hacia adelante, que desde arriba se veía como un tablero de ajedrez.

 

Todas estas acciones estuvieron reguladas bajo un protocolo de bioseguridad que desarrolló el municipio de San Isidro, a través de su Secretaría de Inspección, Registros Urbanos y Tránsito, que viene liberando distintas actividades económicas a pedido del intendente, Gustavo Posse, quien en las últimas semanas también decidió ofrecer y permitir actividades de esparcimiento como “cuidado de la salud mental de nuestros vecinos”, según declaró.

 

Alrededor de 60 autos, el tope que permite el lugar, fueron entrando desde las 19:30 para disfrutar la función de la última película de Rápidos y Furioso (Hobbs y Shaw), aunque se notaba que el protagonista de la noche era el combo de salida, autocine y comida que los asistentes disfrutaban cómodamente sentados en sus autos.

 

Tras más de 120 días de cuarentena estricta, lo de anoche se vivió como una mezcla de emoción, felicidad y alivio.

 

“El aire libre, el entretenimiento, la economía, el comercio, y la industria no van desencontrados de ninguna manera con la salud. Necesitamos sumar actividades de esparcimiento para contrarrestar el malestar psicológico durante el período de aislamiento. Y salud también es tener en el horizonte que se conserven las fuentes de trabajo. Por eso, con estrictos protocolos se permitió el autocine que es entretenimiento, cultura y al mismo tiempo le da la posibilidad de funcionar al sector gastronómico”, afirmó el intendente Gustavo Posse, que desde temprano estuvo en el predio ubicado en Sebastián Elcano 1718.

 

También contó que San Isidro seguirá en ese camino de apertura progresiva de actividades. “El distrito ya está en más de un 60 por ciento de sus actividades económicas”, indicó Posse.ar elegido para la vuelta a un clásico de los años ´70 es ideal. Un escenario natural  junto al Río de la Plata. Lo que permite disfrutar, despejarse y divertirse en familia, sin romper la cuarentena porque cada espectador se encuentra en su vehículo.

 

Uno de los primeros en llegar al avant premiere fue el conductor y periodista Guillermo Andino acompañado por su mujer Carolina Prat y sus hijos.  “Era necesario después de tanto confinamiento. Esto es un planazo familiar. Yo sé de qué se trata el autocine y Caro también, y esto me parece una idea maravillosa. Ojalá que otros municipios imiten lo que está haciendo San Isidro de darle la posibilidad a la gente de salir con estos planes recreativos”, señaló Andino.

 

Desde los automóviles se pudo escuchar el audio del film en inglés por FM 89.9 y en español por FM 98.9. El protocolo era claro, no se podía bajar de los autos – salvo para ir al baño – y vía WhatsApp se hacían los pedidos para degustar de una amplia oferta gastronómica que incluyó sándwich bacon con lechuga y tomate, nachos o papas con chedar, hamburguesas, carne de cerdo, sándwich Pili (berenjenas asadas, tomate, queso de cabra y mayonesa de albahaca), ensalada caesar, pochoclos, café, gaseosas, limonadas y frappuchinos.

Marcelo Masini, uno de los socios de Malloy’s, sostuvo: “Fueron dos meses de programación y coordinar esos estrictos protocolos que cumplimos. San Isidro fue el único municipio que nos abrió la puerta”.

Acerca de la posibilidad de volver a recibir gente tras cuatro meses, expresó: “Fue emocionante ver la cara de felicidad de las 25 personas que estuvieron trabajando en el evento. Volvimos a nacer. Estábamos con cero ingresos. Y la incertidumbre a lo largo de este tiempo nos generó mucho estrés. El autocine cierra por todos lados; nos da trabajo y permite que la gente pueda disfrutar en tiempos difíciles”.

El autocine – funcionará desde el viernes – estará de martes a domingos a las 18:00 con cine infantil y a las 21:00 para los adultos. Los viernes, sábados y domingos se agregará una función a la medianoche. Tal expectativa se generó que los organizadores comunicaron que para el fin de semana está todo agotado.

En relación a la importancia de la recreación durante la pandemia, la coordinadora de Salud Mental de San Isidro, Carla Korytko, explicó: “El arte y sus vertientes siempre han brindado sosiego a las personas en momentos de crisis o desesperanza. Aún con las dificultades actuales, se debe apelar a la creatividad a la hora de ofrecer una propuesta que permita reanudar el disfrute de algunos de los programas que se organizaban anteriormente. De este modo, perseguimos la posibilidad de ofrecer propuestas culturales o de entretenimiento, como un destino posible ante el malestar que impera”.

 

Tras estacionar en su lugar en la fila 3, el actor Luciano Cáceres que fue con su hija Amelia (9), contó: “Es nuestra primera salida en cuarentena. Y San Isidro demuestra que con los protocolos correspondientes se puede reactivar la economía. El polo gastronómico y el cine lo necesitaban en forma imperiosa”.

 “Esto me hizo acordar a cuando era chica, y en estos tiempos que estamos encerrados en casa es algo novedoso. Posse encontró una manera de decirle a los vecinos y a aquellas personas que quieran venir al lugar que con los protocolos sanitarios se puede encontrar el esparcimiento”, destacó la periodista Débora Plager, que asistió con su marido José Luis Pagano y sus hijos.

La modelo Valeria Mazza y su marido Alejandro Gravier coincidieron en la necesidad de tener un momento de esparcimiento. “Es fantástico poder salir después de tanto tiempo. Hacía varios días que veníamos organizando eta salida. Esto ayuda a despejar la mente”, completó Mazza.

Para disfrutar de una salida gastronómica, cultural y recreativa, sin romper la cuarentena, se pueden adquirir las entradas para las películas en: autocinealrio.com.ar

Entre los films en cartelera figuran: “Barry Seal: solo en America”; “1917”; “Cómo entrenar a tu dragón 3”; “Un amigo abominable”; “Rápido y furioso: Hobbs vs Shaw”; “Guerra mundial Z”; “Obvlivion: el tiempo del olvido”; “Yesterday”; “Rocketman”; “Doctor Dolittle”; y "Jurasic world: Mundo Jurásico".

El protocolo para los asistentes indica que deben: 

-Llevar un kit de desinfección (alcohol en gel o similar)

-Circular con las ventanillas abiertas o, de no ser posible, con equipo de aire acondicionado en ventilación

-Adquirir las entradas con antelación (no en el lugar del evento).

-Llevar tapabocas

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias