jueves 16 de septiembre de 2021 - Edición Nº1823
2 URBANOS » Vicente Lopez » 14 sep 2021

Gremiales

¡De bastón y de galera, engañamos a cualquiera! (por Victorio Pirillo)

Gobernantes, empresarios para estatales y legisladores proponen imponer una reforma laboral mediante la cual el trabajador despedido resignaría cobrar su justa indemnización, es decir la actual indemnización completa, suplantándola a esta con otra compensación que se percibiría de modo mensual y en cómodas cuotas.


Parte de un articulo propuesto del pretendido proyecto de ley  recientemente presentado reza, entre otras,  de la siguiente forma: ante caso de renuncia o cese de actividad, retiro, jubilación o despido  fuese este último con o sin causa justa, el trabajador recibirá una remuneración del “Seguro de Garantía  de indemnización Mensual” equivalente a su último salario percibido hasta el reinicio de actividades u obtención de nuevo empleo. Estas cuotas cesarán cuando superen los meses que correspondan a la cantidad de años trabajados. Dicho seguro,  el trabajador lo comenzará a percibir a partir de su segundo mes de despido efectivo  dado que el primero correría  por cuenta del empleador.

Conociendo la sociedad en la que vivimos y quienes son su principales actores en donde una cosa es lo que se piensa, otra la que se dice y otra la que se hace, esta propuesta realmente debería  ser encuadrada dentro del siguiente  lema: “De bastón y de galera, engañamos a cualquiera”, y principalmente a los más vulnerables que son los que componen el mundo del trabajo y los que vienen mendigando hace años poder tener uno.

También destaco que, a pesar de sonar la medida como de avanzada y reparadora, creará un efecto negativo e inverso al planteado. En un país crónicamente hiperinflacionario, sin reglas de juego claras ni programa o planificación  a largo plazo  y en donde las empresas como así también las  compañías de seguro hoy están y mañana fraudulentamente quiebran o desaparecen o el mismo Estado tarda una veintena de años para hacer efectiva una sentencia judicial, solo instaurarían una nueva injusticia más al ya castigado universo del asalariado. Jamás -dijo el dirigente político y sindical- podremos  salir adelante como sociedad mientras el interés privado no coincida con el público y viceversa, y mucho menos con más desempleo, parches transitorios, menos  producción, mercados ganados  y seguro trabajo.

Hoy es un deber moral y primordial terminar con las prácticas de todos aquellos que actúan con odio, ventajismo y fanatismo; llegó el momento de  revertir esta situación planteada y abusiva  entre los que tienen y quieren disponer libremente sobre los derechos tutelados de los demás y los que no tienen nada más que miseria, sueldos paupérrimos  y frustración.

El proyecto presentado en un país tan dispar y subdesarrollado como este solo apunta a proteger el riesgo y el interés del sector empresario y paraestatal, privando al trabajador de disponer libremente y al contado con su indemnización que es de su propiedad.

Por Victorio Pirillo (secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Vicente Lopez)  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias