viernes 21 de junio de 2024 - Edición Nº632

San Martin | 29 may 2023

sociedad

La cervecería campeona del mundo que nació en Caseros, ahora abrió su Tap Room en San Martín

Juguetes Perdidos abrió su primer bar y está ubicado en Villa Lynch.


La reconocida fábrica de cerveza artesanal Juguetes Perdidos abrió sus puertas al público este fin de semana en San Martín. Mientras, se prepara para festejar sus 8 años de vida en junio con sus clientes en el barrio donde nació, Caseros. 2urbanos estuvo presente en esta inauguración y habló con Sergio Picciani, uno de los dueños. 

 

El flamante Tap Room o Bar de Fábrica de Juguetes Perdidos se encuentra en la localidad de Villa Lynch (Mitre 4560), a pocos metros del Hospital Municipal Thompson, en un barrio que respira industria. La cervecería que recientemente se consagró campeona del mundo en el World Beer Cup de Estados Unidos, consiguió la habilitación correspondiente y cientos de personas pasaron durante el fin de semana largo para degustar los distintos sabores.

 

La fábrica de Juguetes Perdidos se encuentra en San Martín desde fines de 2019, pero recién ahora abrió al público, convirtiéndose en el primer bar que tiene la marca en sus ocho años de historia, que festejará durante junio, en el lugar donde nació: Caseros, en el municipio de Tres de Febrero.

 

“Teníamos bastante expectativas, ansiosos de cómo nos iba ir. La gente respondió. Vino la gente de siempre, y un público muy nuevo, pero también del barrio”, celebró Sergio Picciani en diálogo con 2urbanos mientras transcurría la apertura del Bar de Fábrica. Incluso Picciani, más conocido como Pisa en el mundo cervecero, servía en la barra a sus propios clientes, cuando la fila desbordaba a los empleados. 

 

En la semana, Pisa fue recibido por el intendente de San Martín, Fernando Moreira. “Estuvimos con Fernando el martes y nos felicitó”. A la vez, el miércoles en el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad la declaración de Interés Legislativo la participación de Juguetes Perdidos en la World Beer Cup que se llevó a cabo en Estados Unidos el pasado 10 de mayo.

“Era una medalla que queríamos”, afirma Picciani. “Lo que te da la competencia es medirte y saber que estás haciendo las cosas bien”, asegura. La medalla de oro la consiguieron por su cerveza denominada “Abrette Sesamo #1”. El proceso de fermentación se llevó a cabo en un koelschip (recipiente plano, ancho y abierto donde gran parte de la superficie está en contacto con el aire) y se maduró en barricas de vino blanco.

 

“Somos campeones del mundo. La mejor cerveza nació en Caseros”, festejó Diego Valenzuela, cuando consiguieron la deseada medalla. A la vez, visitó la fábrica que se encuentra en su distrito y destacó “el esfuerzo y los sueños por hacer algo distinto”. 

 

Pisa expresa que el sello distintivo que tiene Juguetes Perdidos es “usar los mejores insumos, buscar la calidad y hacer cervezas de extremo, que lo que decimos que tiene la cerveza lo tiene que tener. La gente lo percibe. Desde trasladar ese conocimiento, esas pruebas y experimentación continua y que la gente nos apruebe porque lo que nosotros decimos, realmente en la cerveza está”, resalta. 

 

El nombre de la cervecería, por si quedan dudas, se debe a la canción de Los Redondos de Ricota, que cierra el disco Luzbelito (1996).  Pisa, Ricardo Aftyka y Rodrigo Loran- estos últimos dos conocidos como Semilla e Ian, respectivamente- son fanáticos de la banda que lideró el “Indio” Carlos Solari. “Los tres somos fanáticos. El tema Juguetes Perdidos siempre nos gustó y nos sentimos identificados con la banda y ahí es cuando nace el nombre”, señala Pisa.

 

Estos tres emprendedores se fueron encontrando en distintos ámbitos del mundo cervecero, hasta fundar la marca en 2015. “Nosotros somos cerveceros caseros. Nuestra impronta viene de hacer cerveza en casa. Nos conocimos con mis socios en Somos Cerveceros, de hacer docencia y de la difusión de la cerveza artesanal. Fuimos uno de los precursores de la asociación, de la que yo fui presidente”.

 

Pisa revela que con sus socios se encontraron con la disyuntiva de empezar a vender o no lo que ellos mismos producían. “Nos sentimos capacitados para hacer muy buenas cervezas. Como cerveceros caseros cada uno hemos ganado medallas y toda esa impronta la trasladamos a nuestra fábrica. Por eso, es esa cosa de presentarnos en competencias todo el tiempo”, indica. 

 

Para Pisa responder cuál es su cerveza favorita de todas las que han hecho en estos años es “una pregunta complicada”, según expresa entre risas. Pero no le escapa a la consulta y señala que la cerveza “Matador", que saldrá a la venta por motivo del octavo aniversario de Juguetes Perdidos, es una de sus “preferidas". La misma se trata de un imperial Stout 

 

Tras este fin de semana largo que fue la inauguración oficial de Juguetes perdidos, a partir de la próxima semana abrirá de miércoles a sábado en el horario de 16 a 24 horas. Por último, Pisa dijo que “realmente nos sentimos bien bienvenidos en San Martín. Lo cual nos pone orgullosos de ir generando nuevos puntos para acercarnos a la gente”, concluye.  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias